Favorite Quote

"Nueva York es terrible cuando alguien se ríe de noche. La carcajada se oye a millas y millas de distancia y le hace sentirse a uno aún más triste y deprimido." -El guardián entre el centeno

viernes, 3 de julio de 2015

Los hombres oscuros

Título: Los hombres oscuros
Autor: Nicomedes Guzmán
Sinopsis: No es fácil dilucidar una razón para incitar a la lectura de Los hombres oscuros en nuestro tiempo. Muchos lectores jóvenes podrían encontrar añeja su retórica y sobrepasadas sus demandas. Quedaría entonces el interés histórico y académico, dispuesto a evaluar la posición del novelista y sus obras en nuestra historia literaria; sin embargo, creo que es posible percibir, en esta novela, otra historia, que podemos reconstruir entre sus líneas: la historia del empoderamiento de los sectores populares y su entrada definitiva en la política nacional. También el escritor les abre la puerta; ellos son los protagonistas en el universo novelesco, la relación con «los otros», que invaden desde los márgenes del conventillo, está constituida por choques violentos que no los hacen perder su centralidad.La novela está narrada por el joven lustrabotas Pablo Acevedo, que subarrienda la cuarta parte de una pieza en que habitan un carnicero, su mujer, cinco hijos creciditos y una guagua pequeña que llora casi cada noche tras «el tabique de sacos empapelados con hojas de diarios». Desde allí, nuestro narrador observa, reflexiona e interactúa con los otros habitantes de esta frágil comunidad «proletaria».
Cuando se cumple el centenario del nacimiento de Nicomedes Guzmán, Los hombres oscuros nos pone frente al proceso que va de la voz a la palabra, condición única para reclamar lo que le corresponde a cada uno en justicia, y que rompe desde adentro las paredes del conventillo para entrar en la ciudad. Los lectores somos testigos de la lucha inacabada que salta de la novela a la calle, de la calle a la novela, como el deber histórico de cada generación en sus avances y retrocesos.

Mi opinión / Reseña: Quiero empezar diciendo que este libro es un poco diferente a los otros que he reseñado en este blog, empezando porque no es una historia dirigida a entretener a un receptor joven ni un libro particularmente conocido.

Esta novela, que relata la historia de un lustrador de zapatos llamado Pablo en primera persona, clasifica más como una novela histórica debido a que su propósito es denunciar la cruda realidad y mala calidad de vida de los trabajadores chilenos al rededor de 1938. El narrador es de bajo estatuto socio-económico y vive en un conventillo en el barrio Mapocho. Durante todo el transcurso de la historia nos relata con crudeza y sin censura la precaria e injusta situación en que se encuentra él junto con el resto de sus vecinos, mostrando el enojo y desesperación por un cambio que esto les produce. Relata también el nacimiento de nuevos partidos políticos como medida para intentar conseguir un país más justo y como estos eran reprimidos.

Por otro lado el libro además contiene un poco de romance, ya que nuestro protagonista se interesa amorosamente por una de sus vecinas, Ines. Personalmente no me gustó la relación entre ambos personajes ya que me pareció abusiva y un poco bizarra.

Quiero terminar diciendo que es un libro corto, fácil de leer y muy útil si se quiere aprender sobre la sociedad antigua de Chile. Me gustó mucho su crudeza y me ayudó a comprender mejor una realidad que antes me parecía mucho más lejana.
Apruebo este libro y lo recomiendo
Un beso, chao.

Puntuación:


4/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario